Por la Educación pública

22 de mayo de 2012

22 de mayo de 2012

Esta es la juventud del paro” gritaban los estudiantes de Salamanca en la manifestación celebrada esta mañana en la capital charra. Es absolutamente demoledor escuchar cómo expresan jóvenes estudiantes de secundaria, bachillerato, universidad y hasta de educación infantil lo que sospechan de su futuro. Como si no les quedase otra opción que resignarse. Pero no lo hacen. 

Por eso han salido a la calle en todas las ciudades españolas. Para no conformarse. Porque no se rinden. Porque no están solos. Otros gritaban con ellos. Había padres, profesores y ciudadanos preocupados por un sistema injusto que amparándose en una situación excepcional está desmantelando uno de los pilares imprescindibles de un estado democrático, mutilando un poco más el estado de bienestar.

Esos jóvenes que hoy han ido a la huelga, que han abandonado las aulas para no perderlas, para defenderlas, cantaban esta mañana, “queremos una beca, no una hipoteca“. Porque saben lo que se avecina. No había más que escuchar cómo conversaban detrás de las pancartas, algunos preocupados por si habrá beca el año que viene que permita continuar su formación, otros criticando las imposiciones económicas alemanas. Hablan con criterio. Todos preocupados. Pero con las ganas y con la alegría necesaria para ser parte del muro que se enfrente a la necedad,  a la ignorancia y a la injusticia.

Saben lo que hay. Y les indigna. Y reivindican y se niegan a que se reduzca el presupuesto en educación en más del 21% y hasta en el 60% en la universidad. Se leía esta mañana en una pancarta, “no es una crisis, es el sistema“. Pues eso, que es de necios y de tecnócratas pragmáticos(que creen que los gobiernos son empresas) no reconocer que la educación no es un gasto, es una inversión. Y es la nuestra.

Se niegan a que despidan a interinos, a que no se sustituya a un profesor de baja, a que no haya refuerzos para alumnos con realidades especiales, a que profesorado no especializado imparta materias afines, a que dejen de considerarse otras actividades importantes en la formación global del alumno, además de la disminución en la partida de becas, que convertirán las aulas universitarias en espacios elitistas donde, como en tiempos que creíamos superados, solo estarán ocupadas por  los hijos de las clases acomodadas, negando al resto un derecho imprescindible y la oportunidad, en muchos casos, de cumplir un sueño.

Ellos lo saben. Nosotros también. Por eso hemos salido a la calle, por una educación pública de todos para todos.
Todas las fotos de la manifestación de Salamanca en 22M por la Educación Pública.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s