Pedaleando para el bienestar social

Los bicitekas (@Bicitekas) son una especie con ADN propio y están en plena adolescencia. Para llegar a la efervescencia actual han pasado 14 años desde que, en 1998, un grupo de soñadores ciclistas urbanos en México DF vieron el uso de la bicicleta en la ciudad como una posibilidad, como una alternativa para moverse de forma más libre y sumar en el bienestar social.

Areli Carreon es la Presidenta del Consejo directivo de esta asociación civil mexicana y no duda en reconocer que para la mayoría de la gente la bici es una opción recreativa o deportiva. Es más, añade que la bici es sólo una herramienta de transformación social profunda para una minoría de activistas. Pero nada es tan encorsetado. Mucho menos la bici. Para muestra, un botón: con las mejoras que se van introduciendo, la bicicleta es ya una opción real de transporte para cerca de 500.000 personas en la zona metropolitana del Valle de México. Así que dejando de lado las etiquetas, Areli afirma que si uno pedalea por la ciudad sólo por su bienestar personal, automáticamente y sin pretenderlo contribuye al bienestar social.

Y eso suma incontables beneficios que son devueltos a la colectividad. Porque la bici es la forma de transporte individual, dice, más eficiente, democrática, barata y agradable. Ayuda a reducir las emisiones contaminantes, el ruido, el estrés, la congestión vial, la pérdida de tiempo y todo esto redunda en una mejora de la salud, en una multiplicación de rendimiento y en la felicidad del ciclista. Areli responde contundente que al mejorarse la movilidad y la calidad de vida en las ciudades, el ciclismo urbano convierte a las ciudades en lugares óptimos para vivir.

Estas son las ventajas, que son muchas, pero hay carencias. Areli considera que, en el caso de México, el gobierno no hace más por temor a perder votos y el apoyo de industrias como la cementera,  la construcción, la inmobiliaria, la automotriz u otras. Y el ciudadano no se sube a la bici porque tiene miedo a ser atropellado. Es un círculo vicioso, dice. Si no hay una demanda considerable, el gobierno no se siente presionado para mejorar e invertir en infraestructura y servicios del transporte ciclista y por el contrario sí sigue invirtiendo dinero y cediendo espacio público a los coches.

En cualquier caso se notan los cambios y la incorporación de más ciclistas a la ciudad de México. Bicitekas lleva muchos años trabajando en este ámbito y no ha sido en vano. Y siguen pedaleando con todos los que quieren sumarse a esta alternativa. Los eventos que organizan son abiertos para todo el que quiera probar y conocer. Es más, cuántos más, mejor. Se pueden descubrir todas las actividades que organizan en su web.

Y un dato novedoso e interesante. Bicitekas tiene material nuevo para tener en cuenta. En estos día han estado presentando un libro en el que recopilan experiencias de ciclistas en la Ciudad de México. Si os interesa podéis leer la versión PDF de Por mi ciudad en bicicleta. Una interesante lectura para hacer apología del pedaleo en pro de ciudades más humanas.

Portada del libro (imagen de http://miciudadenbici.com/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s