Destinos solidarios para viajeros activos

Nada más abrir la página web de DestinoSolidario te encuentras con la cita de J.J. Rosseau, que define la esencia de esta ONG: Hay una gran diferencia entre viajar para ver países y viajar para conocer pueblos. Esa puede ser la clave, la síntesis de la identidad de este proyecto que no te lleva de vacaciones sino que te propone un reto personal para descubrir otros lugares, otras formas de vida, otras personas y la posibilidad de asumir un compromiso y una responsabilidad para mejorar los mundos que están tan próximos al nuestro, al propio, al de cada uno, sin que reciban atención.

Mzungu.Uganda (Foto DestinoSolidario)

Guatemala inspiradora

Olivia Fontanillo y Paco Díaz se conocieron en Casa Guatemala (Guatemala) hace tres años. Ambos eran voluntarios en el país centroamericano. La organización comenzaba a tener problemas de financiación debido a la crisis económica. Las subvenciones públicas, las colaboraciones privadas y los apadrinamientos se reducían, sin embargo todas las semanas llegaban varios viajeros solidarios con ganas de ayudar. La experiencia inspiró la idea. Al regreso a España, Olivia le propuso la idea a su amigo Juan Manuel Baixauli, quien decidió sumarse. Así nació DestinoSolidario, una ONG que construye un puente entre los viajes y la cooperación para permitir el encuentro entre las personas con inquietudes sociales y compromiso, con las comunidades y organizaciones de lugares desfavorecidos. DestinoSolidario abre la puerta a todas aquellas personas que quieren colaborar pero que no pueden irse como voluntarios durante varios meses a un destino (exigencias de algunas ONG’S) y sí quieren invertir sus vacaciones en ello. Así, con la experiencia, la necesidad de sumar apoyos por la cooperación y la demanda de viajeros comprometidos se generó DestinoSolidario.

Casa Guatemala (Foto: DestinoSolidario)

Viajes activos, no turismo

Sus creadores repiten que no son una agencia de viajes. Aquí no hay negocio. El protagonismo lo tienen las organizaciones y las comunidades. De esta manera, el viajero sabe a dónde va, con quién, qué va a hacer, cómo trabajan o con quién se relacionan. DestinoSolidario colabora con organizaciones pequeñas que por sus dimensiones y sus recursos no tienen presencia en España y que, por lo tanto, no pueden ofrecer sus proyectos con una voz propia. DestinoSolidario les ayuda a difundir sus necesidades y sus proyectos.

Tusoco. Bolivia (Foto: DestinoSolidario)

Cómo funciona

Las organizaciones son las encargadas de definir los proyectos en función de sus necesidades, por eso cada destino es diferente. La exigencia de DestinoSolidario es que propongan programas de una semana y que exista la posibilidad de contratar varias. Esto significa que el viajero decide si quiere estar dos, tres o las cuatro semanas de sus vacaciones. Eso sí, Destino Solidario pone un límite máximo de estancia, dos meses, porque cuando la presencia se extiende dejas de ser un viajero para convertirte en voluntario. Y no es lo mismo. Las condiciones son diferentes. El viajero solidario tiene un perfil propio. Si estás tres, cuatro, cinco meses en una organización tienes un conocimiento, asumes unas responsabilidades, tienes unas tareas asignadas y no necesitas que nadie esté pendiente de ti. Cuando un viajero va una semana necesita atención.

Otra de las exigencias de DestinoSolidario es el número de personas en el caso de que un grupo quiera participar de un proyecto concreto. El tamaño del mismo debe ser reducido porque las comunidades son pequeñas, por tanto, puesto que la filosofía es que el viajero tenga un contacto directo, cuanto más gente llegue la relación será menos cercana.

El objetivo final es crear vínculos. La idea es fomentar dinamizaciones, cultural y social. Y en dos direcciones, compartir, conocer y abrir perspectivas por ambas partes. Lo cierto es que no es lo mismo ir a visitar un sitio como turista que convivir con las personas del lugar. La experiencia les dice que el viajero solidario que ha convivido en una comunidad cuando se va de ella se convierte en un promotor de la misma. Organizan acciones, proyectos, y ese apoyo se genera porque se ha afianzado un vínculo que se mantiene aunque ya no compartas el espacio.

CHEF. Nepal (Foto: DestinoSolidario)

Son las comunidades las que definen el proyecto pero sí deben estar gestionados por gente de la comunidad. El viajero debe poder dormir con familias o estar en un centro de voluntariado, es decir, están en contacto con la comunidad porque es un viajero activo. No es turismo porque no son vacaciones y descanso. El objetivo es convivir y compartir para el aprendizaje mutuo.

Financiación

El viajero que se ponga en contacto con DestinoSolidario contará con el asesoramiento de los responsables de la asociación. Se trata de verificar que, de acuerdo con su perfil, la organización que haya elegido esté en sintonía con él. No se trata de condicionar sino de orientar para que esa relación mutua sea lo mejor posible. Hay infinidad de perfiles y cada uno desde su experiencia profesional y personal puede descubrir de qué manera incorpora a esa comunidad en la que participa.

En cuanto a la financiación, la organización que proyecta un programa pide el dinero que necesita. Gracias a DestinoSolidario les va a llegar el 100% del presupuesto.

Pero además, DestinoSolidario abre las puertas no solo a viajeros sino también a particulares que quieran colaborar en los proyectos, convirtiéndose en socios o aportando donaciones. También la propia ONG irá incorporando proyectos producto del conocimiento de lugares o de comunidades con necesidades, porque la idea es llegar más allá del turismo. Es decir, si hay una escuela que no tiene pupitres, sillas o libros, abrirán causas específicas para apoyarles y cubrir esas carencias.

DestinoSolidario es un proyecto pionero en España. Hasta la fecha lo que existen son ONG’s con proyectos determinados o agencias de viajes especializadas.

Cooperativa Cocla.Perú (Foto:DestinoSolidario)

La crisis como oportunidad

La situación económica que vive Europa la ven como una oportunidad puesto que las crisis provocan que la gente se replantee actitudes, modelos de vida, dicen los creadores de DestinoSolidario. Los países del Sur, recuerdan, siempre han estado en crisis, y los ciudadanos del Norte debemos cuestionarnos cómo vivimos, adoptar un planteamiento que reduzca el consumo, el gasto descontrolado y la relación con el ambiente.

Hasta el momento, DestinoSolidario ha contactado con unas 50 ONGs y comunidades (en torno a 25 de países de Latinoamérica, 15 de Asia y 10 de África). De ellas, 10 se han sumado ya al proyecto de DestinoSolidario: Casa Guatemala y Comunidad Esperanza, en Guatemala; Hatunsonqo y Cooperativa Cocla, en Perú; Red de Turismo Solidario Comunitario (Tusoco), en Bolivia; Mzungu, en Uganda; Sana Logone, en Chad-Camerún; Afrique Aventure Ecotourisme Actif, en Senegal; Navdanya, en La India, y Child Helping Education Fund (CHEF), en Nepal. DestinoSolidario es un proyecto abierto.

DestinoSolidario se concibe, por lo tanto, como un proyecto de cooperación diseñado sobre los principios de los viajes responsables y sostenibles y del comercio justo.

La página web de esta organización recién nacida contiene toda la información detallada, distribuida por secciones, lo que facilita la lectura y la búsqueda. Además, ahí se definen todos los proyectos. También es el lugar idóneo para conocerlos y colaborar con ellos. Cualquier ayuda suma.

Casa Guatemala (Foto:DestinoSolidario)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s