Viaje a la Escuelita Rural de Misiones (V)

Un viaje puede resultar perfecto cuando a éste le sumas un proyecto educativo, la defensa de la ecología y la solidaridad. Esto sucedió con la construcción del baño seco ecológico en la Escuelita Rural de Misiones. Así lo vivimos.

De nuestro viaje a Misiones hemos contado que nos íbamos a ir, cómo fuimos recopilando el material para llevar a los chicos de la escuela y cómo nos ayudó un montón de gente a conseguirlo. También hemos contado que nos fuimos, que llegamos y hasta la vida intensa y colaborativa que compartimos durante cinco días con las familias y el maestro del anexo Cristal, en El Soberbio. Lo que todavía no hemos contado es cómo construimos el baño seco ecológico, el motivo esencial del viaje. Aquí va el relato completo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por qué un baño seco ecológico

Los padrinos de la escuela decidieron construir un baño seco ecológico por varias razones: para sustituir la letrinas que los niños estaban utilizando hasta el momento; porque en la zona hay varios meses al año en los cuáles no hay agua, y porque con este método se evita que los efluentes contaminen las napas de agua. Y, como valor agregado, los residuos al secarse se convierten en fertilizante orgánico.

Sebastián, el padrino de la escuela, diseñó el baño en Buenos Aires. Listó los materiales necesarios para llevarlo a cabo y nos pusimos en contacto con amigos y colaboradores para intentar conseguirlos. Algunos fueron donaciones y otros se compraron con el aporte económico de los padrinos (Pao y Seba) y el de muchos amigos que colaboraron con lo que cada uno pudo hasta completar el dinero necesario.

La idea era construir el baño seco ecológico en los cuatro días en los que el grupo que viajábamos desde Buenos Aires, podíamos estar allí. La colaboración de los padres y el maestro resultaba esencial para poder terminarlo en el plazo marcado. Hubo que llamar al maestro y contarle el proyecto. Le gustó pero no es fácil describir una construcción con palabras a través del teléfono. La opción de enviar el diseño por mail era inútil porque ni la escuela ni el maestro ni las familias disponen de conexión a Internet, así que un dibujo a lápiz enviado por fax fue el plano con el que los padres y el maestro se guiarían para ir avanzando el trabajo. No sabíamos cuánto iban a poder adelantar. No sabíamos si habrían logrado descifrar un método desconocido para ellos y del que solo disponían una breve explicación (la del maestro) y unos trazos en un papel. ¿Con qué nos encontraríamos al llegar?

La construcción del baño seco ecológico

Nosotros viajamos todo un domingo completo (1.300 km). Llegamos de noche a El Soberbio. El lunes temprano nos presentamos en la escuela. Era feriado (festivo) y nos recibieron casi todos los alumnos y varios padres y madres. Estaban trabajando. Hacía horas, claro. Evidentemente habían descifrado a la perfección el croquis enviado. No solo estaban hechos los cimientos si no que las paredes de ladrillo y el contrapiso también estaban casi terminados. La alegría fue enorme. Con un recibimiento así se insinuaba que el trabajo con estos hombres, que habían dejado sus chacras por unos días para construir con nosotros el baño a sus hijos, iba a ser extraordinario.

   2

Una vez que el equipo estaba completo, el trabajo debía seguir los pasos precisos.

Este es el resumen de cómo construimos un baño seco ecológico:

  • Se construyeron los cimientos, las paredes de ladrillo y el relleno (hecho previamente por los padres y el maestro).
  • Se construyó una losa mediante una trama de hierro y un encofrado, reciclando madera de las viejas letrinas. La losa soportaría los inodoros (para los que se dejó el espacio necesario a través de tachos de pintura viejos) y seria el techo de la cámara de desechos, donde se aíslan los tachos (cubos) donde se secan los excrementos.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se alisó el cemento del suelo de la galería y de los gabinetes de los baños.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se colocaron los postes que sostendrían techo y paredes. Tres en el fondo, tres en el frente de lo que sería la galería, y cinco en el medio para sostener los marcos de las puertas.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se armó la estructura del techo con listones de madera y se cubrió con chapas acanaladas de  cartón y pintura asfáltica (en esa zona casi todos los techos de las casas son de ese material).

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se instaló una chimenea para la ventilación y eliminación de humedad en cada cámara de desechos.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Los niños pintaron las puertas.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se hicieron las paredes con el sistema de tejuela gracias a las maderas aportadas por los padres. Se colocaron los lavatorios.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se impermeabilizaron las paredes con aceite usado de auto.
  • Se instaló el abastecimiento de agua, desde un tanque alimentado por una vertiente natural que aflora en un campo vecino.10b
  • Se emplazó el desagüe para lavatorios y la orina. La micción, diluida en agua y después de descansar unos seis días, sirve como fertilizante, ya que tiene gran cantidad de nutrientes y minerales que el  cuerpo humano despide. El desagüe sale por medio de mangueras y se filtra con piedras y arena en un pozo, a unos metros del baño, sin problemas para la higiene y el ambiente.
  • Se colocaron embudos que separan los efluentes líquidos en recipientes separados, para que los sólidos se deshidraten más rápidamente y que se desarrollen en ellos bacterias, lombrices, hongos y otros organismos que descomponen la materia orgánica para la producción, al cabo de unos seis meses, de abono para la tierra.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se cerró la cámara de desechos con puertas corredizas que facilitan manipular  los tanques con los desechos.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se ultimaron pequeños detalles y la decoración. Los niños hicieron dibujos para las paredes del baño.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Se explicó a los niños cómo funciona el baño seco ecológico. Para favorecer la eficiencia de este sistema, se pegaron en las paredes instrucciones de uso con el fin de recordar los pasos a seguir.
  • Se instalaron cestos para el desecho del papel higiénico.
  • Se puso un tacho con ceniza y aserrín (serrín) en cada gabinete para tirar por el inodoro y favorecer así el secado del excremento.
  • Se colocaron espejos, jaboneras, cepillos de uñas y toalleros en los lavatorios.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un trabajo bien hecho

Y terminamos a tiempo. Pudimos irnos de El Soberbio con el trabajo completo. Con el baño seco ecológico listo para utilizarse. Esto fue posible por varios factores. La capacidad de Sebastián, el padrino y diseñador del baño, para organizar el trabajo colectivo. La colaboración incansable de todos los que intervinimos en la ejecución, que disfrutamos de lo que estábamos haciendo, del aprendizaje que estábamos sumando todos y cada uno, y de los resultados que íbamos viendo a cada paso. El contagioso entusiasmo de los niños en todo el proceso de construcción. Los conocimientos, actitudes y acciones individuales que lo hicieron fácil, desde la claridad de Seba en cómo debían seguirse los pasos, pasando por el manejo de la motosierra que tenía Cacho (un papá), la facilidad con la que los padres intervenían la madera, los mates y el tereré que servían los chicos y alguna mamá, las comidas exquisitas que se fueron realizando en grupo y que se presentaban oportunas para hacer una parada y recomponer las energías, las conversaciones y las risas que animaron las largas horas de trabajo, la participación del maestro coordinando nuestra labor educativa con los trabajos de albañilería, la paciencia y buena voluntad de todos, la alegría, hasta las emociones que se fueron incrementando a medida que pasaron las horas y la convivencia nos fue acercando y encariñando.

Seguramente fue todo eso lo que posibilitó que el baño seco ecológico quedara funcional, llenando de vida y color una escuela en una colonia de El Soberbio.

Para motivar la construcción de más baños secos ecológicos

Es probable que algunos de los que están leyendo esto tengan la duda de que un baño sin agua puede ser insalubre o pestilente, además de ser caldo de cultivo de toxinas. Nada más lejos de la realidad. Además de no generar malos olores es una de las mejores formas, no solo de evitar la contaminación del suelo sino de obtener fertilizantes naturales sin agroquímicos. Este método es óptimo para implementar en lugares donde hay escasez de agua, donde no llega el suministro de agua potable o donde se considere que el agua potable no debe desperdiciarse para transportar materia fecal. Con este sistema se ahorra una gran cantidad de agua, ya que cada vez que vaciamos la cisterna en los baños convencionales consumimos 10 litros o más.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El relato completo de este viaje en los posts anteriores de la misma serie:

Viaje a la Escuelita Rural de Misiones (I)

Viaje a la Escuelita Rural de Misiones (II)

Viaje a la Escuelita Rural de Misiones (III)

Viaje a la Escuelita Rural de Misiones (IV)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s