Inundaciones en Buenos Aires y La Plata. Una tragedia que exige políticas comprometidas

Las inundaciones ocurridas en la ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires y la ciudad de La Plata han dejado, de momento, 48 muertos, cerca de 3.000 evacuados, barrios arrasados y miles de personas sin luz,  gas o teléfono. Se teme que aparecerán nuevas víctimas mortales. Nadie recuerda un temporal como este. Evidentemente, lo primero es rescatar a las víctimas, reubicar  a los evacuados, cubrir las necesidades básicas de los damnificados, hacer un llamamiento a la solidaridad ciudadana y reconstruir los pedazos. Sí, eso es lo primero. Pero después es urgente buscar las causas de la tragedia. ¿Por qué ha sucedido esto? ¿Cuáles son las causas?

file000164633962

El agua es incontrolable

La Naturaleza está enfadada

No es la primera vez que el agua colapsa Buenos Aires. Han sido varias las ocasiones en las que  hemos tenido que caminar entre las aguas por la ciudad de Buenos Aires tras lluvias torrenciales. Colectivos (autobuses urbanos) varados en medio del agua en avenidas centrales de la ciudad; gente cruzando las calles sostenidos por cuerdas;  locales comerciales inundados… Ahora, en La Plata, ha sido peor. Hay muchos muertos y numerosas personas que lo han perdido todo. 

Urbanismo desmesurado e inconsciente

Una de las causas de estas inundaciones cada vez más frecuentes es la construcción exacerbada y sin criterio, que ha permitido edificar en lugares inapropiados, lo que supone la impermeabilización del suelo, es decir, que cuando llueve copiosamente el agua no entiende de negocios urbanísticos, solo busca el curso natural para seguir corriendo. Y es imparable, así que si el suelo no la absorbe va a buscar por donde escaparse.

Cambio climático

Pero además de un urbanismo desproporcionado, y pese a los que lo niegan, situaciones dantescas como estas, demuestran que la Tierra está muy enfadada. Y lo está demostrando. Pero parece que apenas se presta atención a las señales de esta indignación de la naturaleza que parece estar llamando nuestra atención para que hagamos evidente un cambio.

En este sentido, la organización ecologista Greenpeace en Argentina, publicaba un comunicado ayer, 3 de abril, en el que tras solidarizarse con las víctimas de estas graves inundaciones en Buenos Aires y La Plata, afirmaba que este trágico temporal tiene como causa principal la “irresponsabilidad con la que las autoridades han venido tomando el cambio climático“. O sea, que las autoridades y los legisladores están ninguneando la realidad ambiental y las evidencias innegables del cambio climático.Esto nunca ha sido una preocupación prioritaria. Ante estas evidencias, la organización ambientalista  recuerda a los gobiernos que el marketing ambiental como una pose estudiada en determinados gestos que se escenifican solo en épocas electorales, no sirve. La realidad lo confirma.

La trágica realidad que se está viviendo estos días en numerosos barrios de Buenos Aires y especialmente en la ciudad de La Plata evidencia que urgen políticas comprometidas y certeras en materia ambiental que sean capaces de enfrentarse “a los nuevos fenómenos extremos a los que estamos sometidos por el cambio climático“.

Asumir el problema para solucionarlo

La única manera de solucionar un problema es reconocerlo. Asumir que el cambio climático existe es una asignatura pendiente para Argentina, a nivel político.

No nos cabe duda que habrá que dotar a los organismos competentes de herramientas precisas que sean capaces de predecir situaciones de alerta para evitar desgracias como las que se han sufrido en la ciudad de Buenos Aires y la provincia pero es imprescindible legislar y ejecutar políticas que mitiguen los efectos del cambio climático.

Ahora lo más urgente es ayudar a los damnificados por la gravedad de estas inundaciones. La Fundación Sí está recibiendo donaciones para cubrir las necesidades de los damnificados por las inundaciones.

20917_468414919894874_1787089654_n

Nota: como bien apunta una lectura en los comentarios, cada uno de los habitantes del Planeta somos responsables del mismo. Con nuestros hábitos de consumo y nuestras prácticas cotidianas podemos contribuir a minimizar los efectos del cambio climático o a acrecentarlos. Seamos conscientes y actuemos en consecuencia. La casa común depende de nosotros al margen de que exijamos a los políticos que legislen con compromiso ambiental.

Anuncios

3 Respuestas a “Inundaciones en Buenos Aires y La Plata. Una tragedia que exige políticas comprometidas

  1. Agregaría que también debe ser un compromiso personal, porque el cambio climático sí se debe a decisiones políticas, pero en primera instancia quienes utilizamos desodorantes, aires acondicionados, autos, aviones, etc. ¡somos todos!

    • Por supuesto que es también una cuestión de actitud personal. Totalmente de acuerdo. Nuestros hábitos de consumos y nuestros prácticas cotidianas tienen también consecuencias en el Planeta. Gracias por la aportación precisa.

  2. Importante buscar los comentarios, las intervenciones e investigaciones del Dr Antonio Elio Brailovsky, argentino a quien han convocado en todos los medios buscando su opinión. Una de las más autorizadas del país. Sino la más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s