Comercio Justo: no financiemos la injusticia

Este sábado 11 de mayo es el Día del Comercio Justo. Con motivo de esta celebración veremos puestos informativos en las calles. Tal vez más gente compre un par de tabletas de chocolate o el azúcar de comercio justo que este año es protagonista de la campaña con el lema: Para endulzarte la vida, no hay que amargar a nadie”. También leeremos noticias en algunos periódicos. Escucharemos reflexiones ad hoc. Y las haremos. Las hacemos. Y nada mejor que hacerlo con la experiencia, con la revisión de la actitud personal que tenemos al respecto.

comercio-justo-2013

El otro día paseando por A Coruña (la ciudad donde estamos estos días) nos topamos con una tienda Intermon Oxfam de Comercio Justo (C/Estrecha de San Andrés, 12).  Entramos. Ya conocíamos la misma en León. Habíamos comprado en ella algunos regalos el año pasado. Se parecen.  La recorrimos. Miramos. Recogimos algunos folletos informativos: un libreto con 12 recetas para cambiar el mundo o el periódico de Triodos Bank (banca ética). Charlamos con las dos personas que atienden. Hablamos de la tragedia de Bangladesh, de las guerras, muertes, conflictos y desastres ecológicos que generan los teléfonos móviles que utilizamos, del consumo excesivo, de los cambios que en este sentido se empiezan a hacer visibles por la crisis y el cambio de conciencia que se nota cada vez en más gente…

Café que sabe a justicia

Necesitábamos café en casa. Fuimos al estante correspondiente a buscarlo. Natural. Torrefacto. Mezcla. Nos quedamos con el Café Mezcla Molido. El precio era de 2,50 euros aproximadamente. No era la primera vez que comprábamos café de comercio justo pero no es la compra habitual. Efectivamente, si uno compara este precio del Café Intermón con el de las marcas blancas que podemos comprar en el supermercado hay una diferencia de un euro, más o menos, dependiendo de la elección.

Café justo

Café justo

Los productos de comercio justo son más caros porque son justos

La compra de la comida, como la de la ropa la hacemos pensando en el bolsillo. Más por menos. Eso es lo que nos ha inculcado el sistema. Compra más que total es barato. Va, si total vale tres euros, aunque no me lo ponga mucho… la retahíla siempre es la misma. Así que con esa filosofía consumista capitalista compramos café de 1,30 euros o camisetas de seis euros. Recientemente  la tragedia de Bangladesh ha hecho público cómo trabajan quiénes confeccionan nuestras tendencias de estación a precios ridículos para que vayamos a la moda. Del café, por poner solo un ejemplo, se habla menos. Pero la situación es la misma. Y eso pone en evidencia una obviedad que se dice poco, más bien nada: los productos de comercio justo, sea el café, el chocolate, el azúcar, el té o la ropa son más caros porque su mismo nombre lo indica: son justos.  Y lo son porque cuidan a los trabajadores que los producen y además no maltratan el Planeta. Cuidar la tierra también es de justicia.

ropa

Miro el paquete de café que compramos el otro día y releo lo que dice, para recordarme dónde está la justicia del café que me despierta cada mañana:

Los pequeños campesinos que seleccionan el café de Comercio Justo de Intermón Oxfam, utilizan métodos tradicionales de cultivo que respetan el medio natural. Intermón Oxfam apoya a las familias campesinas de Centroamérica y África pagando precios más altos por sus cosechas, lo que les permite cubrir sus necesidades de alimentación, salud y educación.  Con tu compra solidaria, además de disfrutar de un café natural de excelente calidad, estás consiguiendo que muchas familias recuperen la esperanza en un futuro mejor. Colabora con nosotros consumiendo el café de la gente solidaria”.

café

Así que la reflexión que hacemos nosotros es que si compramos un pantalón de seis euros o un chocolate de 90 céntimos y miramos dónde ha sido producido y leemos que lo han hecho en Vietnam, en Bangladesh o en Taiwán seamos conscientes de que estamos financiando la injusticia. Somos cómplices. Porque con ese precio les estamos robando a los trabajadores su seguridad laboral, sus horas extras, su tiempo, su familia, hasta su vida y además estamos contaminando la tierra y el agua o deforestando los bosques…

Escribo esto tomando ese café que me garantiza que es comercio justo. La mayoría de los que he tomado en mi vida no lo han sido. Es más, el que compramos tres semanas atrás no lo era. Este me sabe mejor. Porque es un producto de calidad, desde luego, pero también porque me recuerda el lugar que nos corresponde como individuos conscientes y consecuentes.

Han muerto más de 1.000 personas en la fábrica de Bangladesh que se derrumbó hace dos semanas. Esta semana un incendio una fábrica textil de Dacca, en el mismo país, dejaba ocho muertos más ¿Cuántos más adultos y niños serán explotados en tantas partes del mundo para que nosotros creamos que tenemos “calidad de vida” porque tenemos nivel de consumo?

El Comercio Justo garantiza derechos a los trabajadores

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Comercio Justo garantiza derechos a los trabajadores. Tenemos mucho que ver. Ahora que en los países ricos la economía está resentida, ahora que empezamos a darnos cuenta de que no podemos seguir viviendo en una fantasía despilfarradora, podemos modificar nuestros hábitos de consumo y ser partícipes en el cambio de economías injustas.

Que el consumo no nos consuma

Si quieres conocer los productos de comercio justo y comprarlos dejamos varios enlaces al respecto. Toma nota:

papeles

Internacional:

Organizaciones de Comercio Justo en el mundo

Organización Mundial de Comercio Justo

Fairtrade International

En España:

Coordinadora Estatal de Comercio Justo

Tienda Intermon Oxfam

Setem

Ropa Limpia

Fairtrade España 

Puntos de consumo

Argentina

Asociación Arte y Esperanza

Fundación Silataj

Fundación Fortalecer

Comprejusto

Mercado Sabe La Tierra

Latinoamérica

Fairtrade Latinoamérica

Anuncios

2 Respuestas a “Comercio Justo: no financiemos la injusticia

  1. Aún no leí todo lo que incluyen. Pero el comienzo es impecable.
    Y me gustaría saber más sobre la banca ética (Triodos Bank).
    Gracias por todo lo que nos hacen conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s