Combarro, donde se protege a los viajeros desde la comisura del agua

En Galicia improvisar con los destinos es hacer trampa: sabes que vayas donde vayas vas a encontrarte con lugares llenos de historia, con leyendas mágicas, con playas que se esconden detrás de las esquinas, con silencios enigmáticos y sonidos inspiradores que pronuncia la tierra… así que con esa ventaja nos levantamos el sábado y mientras desayunábamos nos aventuramos a la propuesta de nuestros anfitriones: Combarro, un pequeño pueblo en la ría de Pontevedra, declarado conjunto histórico por un puñado sugerente de razones.

Combarro

Combarro

Un pueblo en el confín de la ría

Combarro es un pueblo marinero. Nos lo anuncian los barcos de los pescadores que nos dan la bienvenida en el puerto.

barcos esperando ir a faenar

barcos esperando ir a faenar

Lo insinúa su callejero por eso cuando entramos en su conjunto histórico nos topamos con la Calle del Mar, que es la principal de Combarro y que lleva este nombre no solo por su proximidad al agua, sino también porque era en ella donde antiguamente se vendía la materia prima esencial de este lugar: el pescado. Hoy la calle sigue espiando el mar pero ahora los comercios se han llenado de artesanías con voluntad de souvenirs, de ricos y variados licores caseros (los hay de limón, de fresas, de café, de chocolate y muchos más), de botellas del delicioso vino autóctono, el albariño, para atrapar a los turistas. Y entre tienda y tienda, aparecen tabernas y restaurantes donde degustar los exquisitos mariscos que escupe el mar para deleite de oriundos y visitantes.

La vida en la Calle del Mar

La vida en la Calle del Mar

Mujeres del pueblo que venden sus licores caseros

Mujeres del pueblo que venden sus licores caseros

El pueblo de los hórreos

Junto al agua y a lo largo del recorrido de esta calle central nos encontramos con otra de las esencias de este pueblo y una de las características por las que es conocido: los hórreos. Esta construcción arquitectónica tan gallega tiene una presencia destacada en Combarro.

Hórreo custodiado por cigüeña

Hórreo custodiado por cigüeña

Aquí son de piedra y son muy numerosos, además tener un tamaño considerable. Para los que no los conozcan, los hórreos podrían traducirse como despensas. En ellos se conservan los productos del campo, es decir, las patatas, el maíz o las cebollas.  Y ahí siguen, guardando y a oscuras. Es muy interesante la etimología de esta palabra. Hórreo proviene del griego y significa granero y, además, tiene la misma raíz que la palabra latina horror, que designa algo frío y oscuro.

P1150925

Ningún hórreo es igual a otro, aunque lo parezcan. En los detalles se esconden las diferencias. Si miramos a sus tejados veremos las cruces que en su mayoría los culminan. Y precisamente, con esas cruces, era como se identificaba el poder de la familia. Cuantas más tenían, más riqueza acumulaban.

Hórreos al borde del agua

Hórreos al borde del agua

Combarro tiene la declaración de conjunto histórico y le sobran motivos para justificarlo. Más allá de estos hórreos, este pueblo que se erige  en la comisura de la ría y que huele a mar, no puede pasearse sin detenerse en los cruceiros. Si bien son significativos en toda Galicia, en Combarro destacan, especialmente por la cantidad.

P1150954

Cruceiro al lado de un hórreo

Los cruceiros del camino protegen al viajero

Así que a lo largo del paseo, nos los encontramos dispersos por las calles. Donde se cruzan los caminos van apareciendo los cruceiros, a los que los antropólogos les otorgan un origen precristiano. Con ellos se rendía culto a los dioses protectores de caminos y encrucijadas. Después, como todo o casi todo lo demás, se cristianizarían. Pero hay más: la cultura popular cuenta que los lugares donde se ubican los cruceiros eran territorio mágico, cargado de energía especial y donde se reunían las meigas.

P1150941
P1150942

Así que el cruce de caminos donde se levanta un cruceiro es un lugar protegido para los viajeros y caminantes. En Combarro los cruceiros tienen otra característica. En la cumbre de los mismos, en el anverso está tallado un Cristo crucificado; en el reverso, la Virgen del Socorro. El Cristo mira a la tierra mientras que la virgen dirige su mirada hacia el mar para proteger a los pescadores.

P1150908

Siempre en la encrucijada

P1150952

La piedra potente, genuina; los soportales de las casa marineras, los productos de la tierra o el mar asomándose al final de las escaleras se suman a la lista de argumentos que hacen de este pequeño pueblo de la provincia de Pontevedra otro de los rincones prodigiosos de la mágica Galicia. Otro de tantos lugares que uno puede encontrar cuando deambula por el mundo conducido por la espontaneidad.

En los soportales de las casa mariñeiras

En los soportales de las casa mariñeiras

Anuncios

5 Respuestas a “Combarro, donde se protege a los viajeros desde la comisura del agua

  1. No pueden imaginarse lo que son capaces de despertar en el lector. Me he trasladado a cada instante al lugar mencionado. ¡ Qué oasis !
    Es lo que se llama felicidad. Gracias, una y mil gracias por hacernos conocer tanta belleza, como la de la última foto. Concedo: con las anteriores ni qué hablar.

  2. Tengo que felicitar por el reportage del pueblo, esta muy bien, solo le encontre un pequeño fallo. Las cruces de los horreos no tienen nada que ver con la riqueza que guardaban. La cruz tiene un caracter religioso y se suele colocar junto con una pica o pendon el la esquina opuesta. La cruz tiene un claro significado religioso y la pica era para espantar a los malos espíritus de la cosecha, se cree que tiene origen celta… Lo que determinaba la riqueza de una familia reflejada en un horreo, era el material en qe estaba hecho. Hoy la mayoria se ven de piedra, alguno de madera, pero en tiempos de mi abuela, la mayoria eran de varas de mimbre en las paredes y el techo de paja de centeno. Solo los de las familias mas ricas lo constrian de piedra o madera. Espero ayudar. Saludos desde Combarro

  3. Quisiera saber el número de teléfono de la señora que está de espalda en la foto. Este año le hemos comprado licores y me gustaría comprarle ya que vivimos muy lejos. Creo que se llama Maria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s