Rutas por Granada: qué ver en el Albaicín

El Albaicín es uno de los lugares esenciales de Granada. No se puede estar en esta ciudad andaluza y no pasear por este barrio morisco, Patrimonio de la Humanidad desde 1994.

Así es el Albaicín

Así es el Albaicín

Nosotros hemos tenido la suerte de alojarnos aquí, en el corazón del barrio. Es lo que tiene tener amigos anfitriones que te reciben con los brazos abiertos. Así que nuestro paseo por aquí es más una inmersión que una ruta programada. Y lo compartimos.

paredes del Albaicín

paredes del Albaicín

El encanto del Albaicín

El Albaicín es uno de los barrios más antiguos de Europa y podríamos decir que es algo así como una república independiente, de hecho, muchos de quienes lo habitan dicen, cuando van al centro urbano, que bajan a Granada, como si su empinado territorio fuese un lugar ajeno a la ciudad.

Sus calles estrechas se pierden y se enredan entre las viviendas más tradicionales del barrio, los conocidos cármenes: una construcción con la que se denomina a las casas que contienen huerto o jardín y generalmente fuente. De los numerosos cármenes que pueblan el barrio pueden visitarse el Carmen de la Victoria y el Carmen Museo Max Moreau.

Una plaza

Desde la parte más alta, San Nicolás, pasando por el curso del río Darro y la calle Elvira, se podrá disfrutar de este encuadre significativo de Granada que concluye en Plaza Nueva, en un paseo que permite percibir la esencia morisca de la ciudad.

Esencia morisca en el Albaicín

Esencia morisca en el Albaicín

Perderse es la norma; no te agobies

El Albaicín es un laberinto así que para los obsesivos del mapa, preocupados por la orientación, un dato a tener en cuenta: hay que perderse. Por más que uno haya venido mil veces, incluso para los que habitan el barrio, nunca se repite el recorrido. Es probable que no vuelvas por donde llegaste. Y no será fácil encontrar indicaciones precisas en cualquier esquina. No es un plano recto el del Albaicín.

callejero

Mapa del Albaicín

El consejo que damos a los que lleguen hasta aquí por primera vez es olvidarse un poco del mapa y dejarse llevar. Cada calle, en cada esquina, sugerirá otras; aparecerán plazas que inviten a sentarse, a tomar algo o a detener los pasos y la mirada. Y surgirán nuevas posibilidades que no habías tenido en cuenta en la planificación del recorrido. Todo lo que encuentres será una sorpresa. Un viaje a la historia. Un paseo multicultural y genuino. Unas vistas de escándalo.

Y de repente, un jinete

Y de repente, un jinete

Para los más asustadizos, un dato para su tranquilidad: Cuando lleves demasiado tiempo sin saber dónde estás ni a dónde vas y necesites ubicarte, que no cunda el pánico, la solución es tan fácil como comenzar a caminar cuesta abajo. Al final, llegarás al centro de la ciudad.

Sentarse a tomar algo

Sentarse a tomar algo

Algunas pistas para recorrer el Albaicín y sus lugares esenciales

Lo más interesante para conocer este enclave granadino es comenzar el camino en el bajo Albaicín, desde Puerta Elvira, para iniciar la ascensión por la Cuesta Alhacaba (una curiosidad: Al-hacaba, significa cuesta, así que esta calle tiene un nombre redundante que se justifica en su pronunciada  pendiente). Si bien tiene una extensión de 500 metros, que empieza en la Plaza del Triunfo y termina en la Plaza Larga, esta cuesta hay que tomársela con filosofía y con mucho aire, porque es fácil dejarse el aliento en el camino.

Turistas subiendo la Alhacaba

Turistas subiendo la Alhacaba

Antes de llegar a Plaza Larga se puede tomar el desvío –perfectamente indicado a la izquierda, en el cruce con la calle Ceniceros-, y seguir por la Larga San Cristóbal para llegar al Mirador de San Cristóbal, que ofrece una espectacular vista del Palacio Dar-al-Horra, de la Alhambra, de Sierra Nevada y de la vega granadina. Este lugar es el más recomendable para contemplar la puesta de sol. Después, deshaciendo los pasos, volveremos a Plaza Larga para tras de una parada, continuar el recorrido.

Una de las vistas desde San Cristóbal

Una de las vistas desde San Cristóbal

Otro de los lugares de referencia del Albaicín, al que llegamos continuando el paseo por Plaza Larga, es el Mirador de San Nicolás, que se encuentra ubicado junto a la plaza e iglesia homónimas y que ofrece unas vistas deliciosas de la ciudad de Granada y de la Alhambra. Será difícil que te encuentres solo porque a cualquier hora del día, visitantes y locales se detienen a disfrutar la panorámica que regala. Escucharás a músicos espontáneos así como decenas de idiomas que expresarán el asombro de la vista.

Ambiente en San Nicolás

Ambiente en San Nicolás

Mirando la Alhambra desde S. Nicolás

Mirando la Alhambra desde S. Nicolás

Fiesta espontánea

Fiesta espontánea

Muy cerca de San Nicolás se encuentra la Mezquita Mayor de Granada. Fue inaugurada en el año 2003. Es la primera mezquita construida en Granada desde 1492. En este recinto se encuentra la sala de oración y el Centro de Estudios Islámicos. Puede visitarse y contemplarse su sobria decoración de tradición islámica y su jardín mediterráneo.

En este recorrido merecen atención el Mirador de la Lona y la Plaza de San Miguel Bajo, un lugar muy recomendable para recuperar el aire y tomarse algo en alguno de sus numerosos bares o restaurantes.

Otro de los elementos que aparecerán repetidamente en el paseo por el Albaicín son los aljibes (depósitos de agua). Destacan el Aljibe del Rey, que es el mayor aljibe histórico de la ciudad (con una capacidad de 300 metros cúbicos). Está compuesto por cuatro naves y desde el siglo XI abastecía, además de las dependencias del carmen donde se ubica, las huertas del Rey Badis, de la dinastía Zirí.  El Aljibe de San Nicolás, ubicado en la Plaza del mismo nombre, es otro de los significativos del barrio del Albaicín. Tiene una sola nave cubierta por una bóveda de cañón y tiene una capacidad de 62 metros cúbicos. Este aljibe es de la época cristiana y fue reconstruido sobre otro musulmán; abastece a la población de la zona y a otros aljibes.

Aljibe de San Nicolás

Aljibe de San Nicolás

Son muchos los lugares que visitar en el Albaicín. Destacamos algunos: el Monasterio de Santa Isabel la Real, la Iglesia de San Nicolás, la muralla Zirí, la Casa Morisca de Yanguas, la Iglesia de San Juan de los Reyes, la Puerta de Hizna Roman, el Arco de las Pesas o la Casa Morisca el Corralón, incluso merece la pena, y mucho, recorrer sus calles en cuesta o en curva y entender la historia de este barrio con los curiosos nombres de sus calles, como Ladrón del Agua, Arremangadas, Horno de Vidrio, Placeta del Mentidero, Panaderos, Plaza Carniceros o Zenete, entre muchas.

Detenerse a mirar

Detenerse a mirar

Muralla Zirí

Muralla Zirí

Tradicional cartelería en cerámica

Tradicional cartelería en cerámica

Consejos para recorrer el Albaicín

Para los que les asuste descubrir el Albaicín ascendiendo sus empinadas cuestas, hay alternativa. Se pueden tomar varios autobuses urbanos en Plaza Nueva y subir hasta la cima del barrio para, una vez allí, recorrerlo siempre cuesta abajo y concluir el paseo en el centro de la ciudad. Si bien es una opción, para nosotros es mucho más interesante para descubrir la esencia del Albaicín, animarse a emprender la Cuesta Alhacaba y disfrutar de haber llegado a la cima perdiéndose por su entramado laberíntico que hará descubrir el encanto de este rincón imperdible de Granada.

Descendiendo el Albaicín

Descendiendo el Albaicín

Piedras a prueba de pies

Piedras a prueba de pies

Y otro más (muy importante): el empedrado del Albaicín pone a prueba los pies del caminante así que olvidaos de tacones y hasta de chanclas y cuidad los pies con un calzado cómodo y apropiado para un paseo que si quiere hacerse sin prisas, deteniéndose en las plazas y degustando las tapas de los numerosos bares y tabernas, se extenderá por unas cuatro horas.

Final del día en el Albaicín

Final del día en el Albaicín

El viajero que llegue a Granada tiene una cita obligada con el Albaicín. Sea breve o extenso, el paseo por este barrio deleitará cualquier mirada y ofrecerá una clase magistral de una parte imprescindible de la historia de la ciudad de Granada.

Si te ha gustado esto tal vez te interese…

Anuncios

5 Respuestas a “Rutas por Granada: qué ver en el Albaicín

  1. Sin palabras: es un increíble recorrido que despierta el deseo de volar como una golondrina para poder verlo de todas las formas posibles. Fotos fantásticas y comentarios ad-hoc. Mil gracias.

  2. Que bonito relato ..me encanta ! Y eso que tengo la suerte de vivir en un carmen del Albayzin 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s