Rutas por Granada: 20 pistas para recorrer y disfrutar más la Alhambra

Es posible que se haya dicho todo lo que se puede decir de La Alhambra, histórica, artística y estéticamente. Conocemos cómo se levantó, cuáles fueron sus épocas doradas, y las decadentes; quiénes la habitaron, incluso cuáles fueron los tiempos en los que sufría un terrible abandono que aceleraba su deterioro. Se ha escrito, fotografiado, filmado y contado mucho La Alhambra. Se seguirá haciendo. Pero tranquilos, no es nuestra intención sumar nuevas recopilaciones de fechas, épocas o estilos artísticos para sugerir una visita a esta joya. Esta ruta que proponemos por La Alhambra es un paseo absolutamente subjetivo por este monumento nazarí a través de nuestras experiencias, emociones, sensaciones y las miradas que compartimos en nuestra reciente visita.

(NOTA: Sí, este post tiene muchas fotos y las merece)

La Alhambra desde fuera

La Alhambra desde fuera

Una de las hermosas vistas

Una de las hermosas vistas

Proponemos 20 pistas (sugerentes) para perderse por La Alhambra

1.- Déjate sorprender por su magia

La magia de La Alhambra funciona antes de cruzar su puerta. Esta vez, llegamos sin entrada previa. Nos pusimos en la fila a las 7.30 h. y nos enteramos de que el pago con tarjeta no estaba permitido. Entre los dos sumábamos los 26 euros de las dos entradas. Justos. Ni un céntimo más. A las 9 h. cruzábamos las puertas.

Bienvenidos

Bienvenidos

Hace unos cuantos años atrás, uno de nosotros, llegó una Semana Santa a Granada (temporada alta turística) también sin entrada anticipada. Cuatro amigos en la fila, desde las 6.30 h. de la mañana, bajo el diluvio universal, cubiertos por una sombrilla de playa, nos hicimos seis horas de cola. Logramos las entradas para el turno de tarde. Lo mejor, dejó de llover y la disfrutamos con un sol espectacular en la primavera granadina.

Sí, La Alhambra tiene magia. Mucha. Y funciona.

2.- Lee y escucha las indicaciones

Cuando te dan tu entrada correspondiente hay una indicación que aparece escrita en el ticket: la hora de visita a los Palacios Nazaríes está fijada. Es importante atender esta norma que especifica la hora a la que debes entrar en uno de los rincones más espectaculares de La Alhambra. Organiza todo el recorrido en función de esa indicación. Puede ser que si te retrasas, te dejen acceder (nos ocurrió en otra de nuestras visitas) pero no sería conveniente correr riesgos.

Hay que leer bien la información (abajo, a la derecha)

Hay que leer bien la información del ticket (abajo, a la derecha)

3.- Llénate de colores y formas

La Alhambra es color. Entre otras cosas, claro. Los Palacios Nazaríes destacan por la inmensidad de formas, colores y dibujos que inundan la variedad de azulejos que se pisan y se conservan en las paredes. Formas geométricas y  elementos florales con colores potentes, llenos de vida, confieren espectacularidad e identidad a cada una de las salas.

P1150608
P1150606

P1150602

4.- Que no se te olviden las letras

Aunque no entiendas lo que dicen, no te despistes, la exquisita caligrafía árabe se confunde entre los elementos para escribir la belleza en las paredes.

P1150609
P1150618

5.- Detente en la esencia de los materiales

La Alhambra es piedra, es yeso, madera. No hace falta más. Tal vez en eso radica su extraordinaria grandeza, en el uso exquisito de los materiales esenciales para levantar un lugar inigualable que se erige en las texturas perfectamente elegidas que se sienten sin tocarlas.

P1150558

P1180070
P1180092
P1180120
P1180132

6.- Siente la compañía del agua

El agua son las venas que surcan La Alhambra. A lo largo de todo el paseo no te olvides de escuchar el rumor permanente del agua que corre por las fuentes, por los costados y que se detiene en los estanques.

P1150809
P1150815
P1180268

7.- Descubre la pacífica simbiosis de La Alhambra con la naturaleza

La Alhambra es la perfecta expresión de la óptima conjunción de la arquitectura con la naturaleza. Ubicada en lo alto de una colina, en la ribera del río Darro, rodeada de bosques, jardines, perfumada con deliciosas flores y refrescada por el flujo constante de agua, es una metáfora del paraíso.

P1150788
P1150805

8.- Maravíllate con la genialidad de la arquitectura árabe

Libera tus ojos para que paseen por los infinitos detalles que labraron grandes manos artesanas. Descubre cómo las paredes se mueven y los espacios se amplían ante tu mirada. Sumérgete en la variedad de estilos y en la exuberancia de las construcciones.

P1150680
P1180086 P1180220

9.- Mira también a los que miran

Porque La Alhambra es también lo que sucede dentro de ella, cada vez que la visitas te regalará un espectáculo diferente. Mira también a los que están mirando a tu lado, tal vez sus ojos te sugieran nuevos e interesantes detalles a los que prestar tu atención.

Amour dans le palais

Amour dans le palais

La chica que dibujaba

La chica que dibujaba los leones de la fuente

Una guía entre miles

Una guía entre miles

10.- Que la fotografía no robe tu atención

Confesándonos pecadores de antemano, en estos tiempos de imágenes digitales nos volvemos locos fotografiándolo todo, y registrando siempre una toma más por las dudas, sabiendo que ninguna foto será capaz de repetir las sensaciones del momento de la contemplación. Hacemos fotos y fotos y más fotos. Como si quisiésemos retener lo que estamos viviendo, como si la retina no fuera suficiente para  memorizar las sensaciones. Haz la prueba, resérvate un tiempo para la observación.

P1150686
P1180048
P1180064

11.- Aprende de la sabiduría de la luz

Sus grandes arquitectos dotaron a La Alhambra de un espectáculo en constante evolución: la luz puede indicarte los más exquisitos trabajos de estos maestros y cómo se le antoja moverse entre sus rincones. Entra sigilosa cuando toca e inunda donde es necesaria.

P1150568
P1150736
P1150754
P1180103

12.- Ten paciencia con las multitudes y disfruta de las soledades

A La Alhambra hay que ir sabiendo que serán muchos más los que lleguen seducidos por su fama. Habrá momentos en los que la multitud dificultará la vista. Ten paciencia y espera algún instante de tranquilidad, aprovechando el momento para liberar la imaginación.

P1150637
P1150670
P1180167
P1180194

13.- El trabajo en La Alhambra

Por su majestuosidad, por la cantidad de visitantes que la llenan cada día, por su tamaño y por la erosión del tiempo, La Alhambra precisa de cuidados constantes. Y podrás comprobarlo. Mientras tú paseas verás a los jardineros atendiendo la ingente vegetación, a alguna restauradora retocando los rincones más castigados o al personal de limpieza manteniendo impolutos los espacios.
P1150578
P1180059
P1180081

14.- Percibe su presencia en la ciudad

La Alhambra y Granada son una simbiosis perfecta. Se miran, se tocan, se sienten. Las vistas de la ciudad que se pueden contemplar desde La Alhambra merecen tanta atención como el interior de los Palacios Nazaríes, el Generalife o la Alcazaba. Observar La Alhambra desde los miradores de la ciudad es comprender su grandeza, que va más allá de su tamaño.

P1180006
P1180013
P1180033

15.- Vive la historia de La Alhambra

La Alhambra no es un museo ad hoc. La Alhambra es el relato de la Historia que comienza a escribirse en el siglo IX y que llega hasta hoy. La Alhambra fue ciudad palatina, fortaleza militar y hasta casa real cristiana; estuvo habitada por musulmanes y por cristianos. Pasear por ella no es contemplar una acumulación de piezas valiosas, es entender la grandeza de la Historia y asimilar el aprendizaje que regala el relato que se conserva intra y extramuros.

P1150564
P1150724
P1180161

16.- Protégete  del sol y elige un calzado apropiado

Esta es una advertencia que hará más grato el paseo. La visita a La Alhambra se extenderá al menos durante cuatro horas así que aconsejamos un calzado cómodo y ropa fresca (si se visita en época de calor –que es larga-, claro). Se camina mucho y durante mucho tiempo por lo que esto no es una cuestión baladí. Un sombrero o similar es una interesante compañía así como una buena crema solar para evitar las consecuencias de una larga exposición al sol. En La Alhambra el sol no pasa desapercibido, aunque los jardines ayudarán a resguardarse y las fuentes que se encuentran en todo el recorrido refrescarán al visitante.

P1150749

17.-No dejes de mirar el suelo

Ya hemos repetido hasta el infinito que La Alhambra es un espectáculo: las paredes, los jardines, las fuentes, cada muro, cada azulejo… y no solo, los suelos de La Alhambra merecen una mirada detenida; llenos de detalles, de colores y hasta de texturas son el complemento perfecto para la espectacularidad de los espacios.

P1150601
P1150713
P1150738

18.- Valora el paso del tiempo

Tantos siglos de Historia, tantas historias, tantas vidas, tanto trajín, tanto ir y venir, tantas pisadas, tantas miradas… el desgaste es inevitable. Y no afea las vistas, al contrario, esas manchas que deja el tiempo que se ha sucedido y sigue haciéndolo mantienen viva La Alhambra.

P1150706
P1180007

19.- Descansa y digiere

Tómatelo con calma. No corras. Mira y descansa. Siéntate de vez en cuando, no solo para recuperar fuerzas sino para digerir la belleza de lo que te vas encontrando. Hay que ir masticando con calma para no atragantarse.

P1150753
P1180073

20. Tómate el tiempo necesario porque no podrás entrar una vez que has salido

Los Palacios Nazaríes, la Alcazaba y el Generalife son estancias de La Alhambra a las que solo podrás acceder una vez, así que tómate tu tiempo hasta sentir que lo has asimilado y disfrutado; una vez que salgas no podrás volver a entrar.

P1150767

Si planeas un viaje a Andalucía nos atrevemos a decir que visitar La Alhambra es casi una obligación (de las placenteras y enriquecedoras) que cautivará tus sentidos.

P1150794

Si te ha gustado esto tal vez te interese…

5 Respuestas a “Rutas por Granada: 20 pistas para recorrer y disfrutar más la Alhambra

  1. Imposibe agregar algo más porque casi todo está dicho. Y la exquisita geometría … ¡cómo colabora junto con la luz, como ya lo dijeron! El grosor de paredes con esas ventanucas donde se producen planos diferentes, es indescriptible. Y allí está y seguimos admirando.

  2. Fantásticas pistas y unas fotografías muy evocadoras. Nosotros añadiríamos dos sugerencias para re-vivir La Alhambra de maneras diferentes: la visita nocturna (si se sigue realizando) y la parada en la terraza del Parador (lo de dormir es tan inolvidable como complicado)… Sin olvidar una parada frente a la primera tumba de Isabel la Católica, justo enfrente del Generalife.

  3. Hola! Al fin este año me tocará por fin visitar La Alhambra y su belleza
    Quería consultarles si recomiendan hacerla con guía o si ustedes han hecho el recorrido por su cuenta?!
    Así mismo..prereservar el ticket, es conveniente?!

    Gracias por el hermoso recorrido brindado en tu nota. Me has hecho cruzar el océano y sentirme allí. Y gracias por los tips que agregan en los comentarios. Han sido todos agendados!

    Saludos desde Argentina.

    • Hola Florencia, gracias por escribir!
      Te cuento que nosotros hemos ido una vez juntos, pero ya habíamos ido dos veces cada uno antes. Nunca lo hicimos con guía, pero eso es una cuestión de gustos, seguramente la guía te dará mucho más datos.
      Tampoco hemos reservado nunca desde antes, pero según la época del año, se pueden hacer colas interminables, está bueno averiguarlo antes, según la época del año en que vayas.
      Seguro que la vas a disfrutar, te mandamos saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s