¿Qué es el Housesitting y cómo lo encontramos?

Con este post iniciamos una serie para compartir nuestra experiencia viajando y viviendo con housesitting, o lo que es lo mismo, cuidando casas (y mascotas) de extraños, una fórmula internacional que promueve la confianza y la generosidad, y donde el trabajo, el aprendizaje y los placeres están asegurados. En esta serie de posts contaremos qué es el housesitting, cómo lo descubrimos, cómo funciona y, sobre todo, nuestra experiencia personal, con la intención de descubrir esta alternativa a quienes la desconozcan y para contar cómo es la vida en un sitio nuevo, en una casa ajena que cuidas y vives como si fuera tuya (con todo lo que implica, claro).

housesitting

Cómo llegamos a Housesitting

Como nuestro nombre lo indica somos nómadas, hace más de tres años que no vivimos en un lugar fijo. Entre los dos acumulamos numerosas ciudades habitadas y países visitados (individualmente y como pareja).  Esa tendencia a armar y desarmar mochilas, a generar un hogar cuando tocaba y a deshacerlo cuando llegaba el momento (sin ningún drama en el medio) podría ser la génesis. También que, en el último tiempo, amigos y familias nos pidieron que les cuidásemos sus casas (y las mascotas, si las había) en su ausencia, con lo que hemos llevado nuestra vida donde tocaba y la hemos adaptado y disfrutado. No estar siempre en el mismo lugar (aunque sea otro barrio dentro de la misma ciudad) te modifica la perspectiva, es increíble cómo se expande el horizonte y las posibilidades; cómo descubres una ciudad conocida cuando, por unos días, pasas a habitar un espacio que antes, tal vez, solo conocías de nombre. Si la ciudad en cuestión es grande, mudarse de barrio, es un auténtico estudio sociológico. Y además, es divertido.

la mochila del viajero

la mochila del viajero

En ese proceso, y al tiempo que seguíamos desarrollando este blog, descubrimos, en el blog de viajes Caminomundos, que eso que nosotros hacíamos con amigos y familia existía de forma oficial y organizada y que tenía un nombre: housesitting. Era perfecto para nosotros. De entrada, nos hicimos miembros del grupo de facebook destinado a esta modalidad de vida y viajes. Pero había que conocerlo mejor, investigar y probar. Empezó entonces un tiempo de lecturas abundantes en inglés y castellano  (Caminomundos fue una buena fuente) para conocer cómo era, cómo funcionaba, cuáles eran los requisitos, las formas, las experiencias. Gente en todo el mundo deja sus casas y mascotas al cuidado de extraños que se comprometen a cuidarlos como propios.

Entrar en el sistema housesitting

Fueron meses de lectura, investigación y conocimiento. Además de leer las experiencias de otros (hay un montón de blogs que cuentan cómo es y cómo lo han vivido), había que investigar las páginas específicas donde los sitters (cuidadores) y los owners (propietarios) se inscriben para conocerse y para plantear su disposición y sus necesidades, respectivamente.

Había que entrar en una o en varias. Esa era la primera elección. ¿Cuál o cuáles elegimos? Al final optamos por inscribirnos en una para empezar, MindMyHouse. Y aprender. Y probar. Y empezamos.

mindmyhouse

Esta es la página que nosotros elegimos (para empezar), pero hay más.

Las otras que también hemos visitado (aunque no nos hemos registrado) son:

Cómo inscribirse en housesitting

Una vez que has elegido la página en cuestión (o las páginas), introduces tus datos personales y pagas una cuota de registro anual  (de unos 20 a 50 dólares aproximadamente). Ya estás dentro. Después hay que mostrarse. Y contar quién eres. Esa es tu carta de presentación.

Un perfil para housesitting es como un currículum que envías a una empresa en la que esperas ser contratado. Destaca tus virtudes pero sé honesto

Todos los sitters aventajados cuentan lo importante que es hacer un buen perfil de presentación. Dedicarle tiempo. Ser honesto. Definirte lo mejor posible, habilidades, actitud, intereses… A los propietarios les gustará saber si tienes experiencia y referencias. También cuentan los sitters experimentados que lo lógico es que en las primeras solicitudes te rechacen o que no te contesten.

Después de la profunda investigación previa, nos pusimos manos a la obra. Quiénes somos. Qué hacemos. Cómo vivimos. Con detalle. Con claridad. Y en inglés y en castellano. La verdad es que fueron horas. Si te interesa, hay que tomárselo en serio, como un trabajo. En definitiva, un perfil en housesitting es como un currículum que envías a una empresa para la que quieres ser contratado. Tienes que mostrar tus cualidades y habilidades pero no debes mentir. Si lo haces, se notará. Y tienes que resultar atractivo, interesante. Hay muchas más solicitudes, muchas peticiones, mucha gente interesante y capaz como tú, entonces ¿Qué te hace distinto? Busca. Y cuéntalo. Y cuéntalo bien, claro. No es fácil. Y hay que armarse de paciencia. Pero si quieres, puedes.

Lo leímos. Lo releímos. Corregimos. Buscamos las fotos idóneas. Y lo publicamos. Ahora sí. Ya estábamos de verdad. Ahora quedaba empezar a buscar una casa para vivir realmente la primera experiencia. Pero eso es otra historia.

En la próxima entrega os contaremos cómo llegamos a nuestra primera casa como sitters.

Anuncios

Una respuesta a “¿Qué es el Housesitting y cómo lo encontramos?

  1. Me gusta muchísimo que hayan dado a conocer cómo fue el proceso de integrar el grupo de Housesitting y a través de qué medios. Y, en particular, de resaltar lo positivo de la experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s