Silvia Rovira, la pasión de viajar en bicicleta

En la Feria de Turismo de Cataluña, además de recorrer los stands de numerosos países (como ya contamos) y desvirtualizar a otros blogueros de viajes, tuvimos la suerte de cruzarnos con Silvia Rovira.

Caminando por la feria, se nos acercó una mujer a entregarnos un folleto de una ruta de montaña en Cataluña. Nos detuvimos a charlar con ella y descubrimos que  no era sólo una guía que nos ofrecía un itinerario. Silvia es una viajera que comparte sus caminos. Así que nos sentamos en un rincón y conversamos con ella para conocer su historia y sus viajes.

Foto: Silvia Rovira

Foto: Silvia Rovira

Silvia Rovira compitió durante muchos años en Mountain Bike. Se define como amante de la naturaleza y el deporte, así que tras abandonar la competición, ha seguido recorriendo numerosas rutas. Ella es de Cardona (provincia de Barcelona), una zona con paisajes espectaculares de montaña que, según nos cuenta, vale la pena descubrir aunque no existen muchas rutas definidas para hacer en bicicleta.

El folleto que nos entregó muestra la ruta que Silvia ha denominado Volta Càtar del Pyrensud (Vuelta Cátara del sur del Pirineo).

Mapa de la Vuelta Cátara

Mapa de la Vuelta Cátara

¿Por dónde transcurre esta ruta?

En esta Vuelta Cátara lo que hecho es unir los dos lugares significativos de la Ruta Cátara, que son Queralt y Miracle, para que se pueda hacer de forma circular y así se pueda disfrutar de un recorrido más amplio y ver lugares espectaculares.

¿Esta ruta, además de compartir tu pasión por la bicicleta es una manera de mostrar la zona de otra manera?

Sí, totalmente. He de decir, que esta ruta se puede hacer tanto en bicicleta como a pie. Incluso he diseñado dos circuitos distintos porque hay zonas que es más bonito recorrerlas andando y, en cambio, en bici no se pueden pasar. Hay muchas zonas que se recorren igual, en bici o a pie, pero hay otras que tienen dos opciones.  Hacer turismo a pie o en bici es una forma de disfrutar más, y es conectar con el lugar porque cuando llegas a un pueblo y te encuentras con unos paisajes que no puedes ver en coche es increíble.

¿Cómo ha sido todo el proceso para crear esta ruta?

Como soy de Cardona, el Camí dels Bons Homes me queda cerca, y siempre he tenido algo especial con él.  La ruta Cátara siempre me ha llamado mucho la atención. Yo soy además guía oficial de esta ruta pero hace dos años, estando en esta Feria de Turismo, cogí un catálogo del Camí dels Bons Homes y al mirar el mapa es cuando vi una ruta casi circular, faltaba unir los puntos. Yo la intuí viendo ese mapa. Y como conozco muchos caminos en la zona, empecé a trabajarlo para buscar itinerarios que fueran atractivos.

¿Cómo has hecho la señalización de la ruta para que hacerla accesible?

Bueno, la zona más norte de la ruta es marcada con GR pero la parte sur hay zonas que he conectado con otros caminos en los que hay marcas de sendero local. De todas formas, también he diseñado un mapa de la ruta.

Gráfico de la ruta Cátara. Foto: Silvia Rovira

Gráfico de la ruta Cátara. Foto: Silvia Rovira

¿En cualquier caso tú te ofreces como guía de esta ruta?

Sí, soy guía. Si quieren, pueden hacer la ruta conmigo, en bici o andando, pero si quieren hacerlo por su cuenta también es posible. Pero ir con guía es una manera de conocer la zona más profundamente.

¿Cuáles son los tiempos que tienes calculado para hacerlo en bicicleta o a pie?

En bicicleta son 198 km. A pie son 176 km. Yo lo he calculado por días. En bicicleta lo normal es hacerlo bien en cinco días. Y a pie, en siete u ocho etapas, aunque se podría hacer en seis. Y a lo largo del camino hay muchos alojamientos para todos los presupuestos, así que si quieren hacerlo en más días, es posible.

Después de hablar de esta Vuelta Cátara que ha diseñado, Silvia nos cuenta cómo recorrió Europa en bici, sola. Una experiencia que aún le emociona cuando la relata.

¿Cómo fue esa experiencia de Cracovia a Santiago de Compostela en bicicleta?

Eso fue el gran camino. Yo había hecho el Camino Francés a Santiago, desde Roncesvalles. Y siempre había tenido la idea de poder cruzar Europa en bici. Con mi marido habíamos hecho algunas rutas concretas, como el Valle de la Loire, en Francia. Pero a mí me gustan las largas distancias y era algo que tenía en mente. Tenía un mapa en casa en el que me salían todos los caminos y era una tentación. Y me salió la oportunidad. Encontré unas becas que se entregaban a los proyectos más votados, lo presenté y fui una de las siete elegidas. Me dieron una beca y pude cumplir mi sueño.

Foto: Silvia Rovira

La bici para el Camino. Foto: Silvia Rovira

Y me fui un poco a la aventura porque planificarlo todo era imposible. No sabes lo que vas a encontrarte.

Me llevé una tienda  de campaña por si acaso, puse mis alforjas en la bici y listo. Me subí al avión, llegué a Cracovia y empecé mi viaje que duró 49 días, con una media de 80/85 km. por día. Antes de irme yo había calculado que la ruta completa serían unos 3.500 km, pero en realidad fueron 4.200 km.

Silvia en Cracovia. Foto: Silvia Rovira

Silvia en Cracovia. Foto: Silvia Rovira

¿Cómo fue la experiencia de recorrer Europa en bici sola? 

La verdad  es que tuve mucha suerte porque no me pasó nada y lo hice muy bien. Fue muy intenso. Me encontré con gente muy buena. En los primeros países, de Polonia a la República Checa no encontré gente que hacía el Camino pero cuando yo decía que los estaba haciendo, me querían ayudar. La gente me invitaba a comer. También estuve en una especie de monasterio de monjes vietnamitas porque no había lugar para dormir y me dejaron pasar la noche. La gente fui muy generosa.

Al principio no me cruzaba con nadie. Y en algún momento, cuando estaba en alguna montaña medio perdida pensaba que nadie sabía dónde estaba. Llevas el teléfono y en casa iba anunciado las coordenadas… pero sí era un tiempo de soledad intenso. En Suiza y en Francia ya empecé a encontrar peregrinos.

En un lugar de Polonia. Foto: Silvia Rovira

En un lugar de Polonia. Foto: Silvia Rovira

Una vez que crucé los Pirineos fui por la costa, siguiendo el Camino del Norte. Sabía que sería más duro pero tenía más ganas de hacerlo porque no lo conocía y lo iba a disfrutar más.

¿Y todo el viaje lo contaste en tu blog?

Sí, yo tenía una página web pero no tenía un blog y creía que era una manera de contar mi experiencia. Y lo hice gracias a mi marido que me ayudó mucho desde casa. Yo cada día le pasaba la crónica de lo que había hecho, se lo escribía, le pasaba las fotos y él lo montaba en el blog. Y esto lo hicimos cada día durante toda la travesía.

En el Monte do Gozo. Foto: Silvia Rovira

En el Monte do Gozo. Foto: Silvia Rovira

Y así, después de 49 días, Silvia llegó a Santiago cumpliendo su sueño de recorrer Europa en bicicleta. La experiencia completa puede leerse en su blog. Ahora, desde Cardona, sigue disfrutando de su pasión por la bici y mostrando a los que llegan la belleza natural de esta zona de Cataluña.

Con Silvia en el stand de Cardona

Con Silvia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s